Durante los meses de verano, las búsquedas de los términos “adelgazar” y “dieta” se multiplican en comparación con el resto del año. A la gran mayoría nos preocupa llegar al verano con el peso adecuado para sentirnos cómodos en bañador.

Para los más exigentes, existen dietas específicas para llevar a cabo la famosa operación bikini y perder hasta 4 kg antes de pisar la playa. Pero lo cierto es que la única manera de consolidar resultados y evitar el efecto rebote es complementar la dieta con un tratamiento continuado que ayude a depurar y deshinchar diariamente el organismo.

No hay que olvidar que la retención de líquidos es una de las principales causas del aumento de volumen en esta temporada. Lo natural es que ingiramos una mayor cantidad de líquido durante el verano, pero lo que pocos saben es que no cualquier líquido es válido. Lo óptimo es reforzar la hidratación con bebidas naturales como los tés fríos o como el agua alcalina.

Tés fríos: tratamiento hipertensor para el verano

Las altas temperaturas provocan bajadas de tensión debido a que las arterias se dilatan con el calor y el flujo sanguíneo se ralentiza. Esto puede provocar cierta sensación de debilidad que hace que nuestro ritmo diario se vuelva más pesado y costoso.

El té verde y el té negro son dos grandes sustitutos de los refrescos con cafeína y, gracias a su contenido en bioflavonoides, protegen la circulación sanguínea. Además de activar el metabolismo, su efecto depurativo ayuda a que el cuerpo se deshaga del líquido y la grasa retenida, siempre que se consuman de forma habitual.

Servidos con hielo, son una bebida de verano ideal para estimular el sistema nervioso, hidratar y reactivar el organismo y devolver la energía que nos roba el calor.

Fit Water: tratamiento détox y post-entreno

Es época de gimnasios, de ponerse en forma, de machacarse para tonificar y quemar grasa. El ejercicio físico provoca retención de líquidos, especialmente en las mujeres, así que la bebida que elegimos para reponernos del entrenamiento puede marcar la diferencia si queremos perder volumen.

El agua mineral es siempre una buena opción, pero hoy en día existen fórmulas especiales para acelerar los resultados del ejercicio físico.

Fit Water combina el poder activador del té verde con el efecto depurativo del carbón activo. Además, su contenido en Magnesio, Potasio y Zinc contribuye a mantener el tono muscular, con lo que se multiplican los resultados de un entrenamiento fitness.

En resumen, el verdadero secreto para un cuerpo definido en verano no solo está en lo que comemos, sino también en lo que bebemos. Elige tés fríos para tus planes de terracita de verano y Fit Water para acompañarte en todas tus rutinas fitness.