Son muchas las técnicas que se utilizan para adelgazar hoy en día y últimamente son cada vez más curiosas. La última moda en nutrición y dietética consiste en llevar a cabo una dieta rica en alimentos picantes. ¿El motivo? La creencia de que estos alimentos ayudan a perder peso de manera considerable.

¿Qué hay de verdad detrás de este tipo de creencias? ¿Es cierto que llevando a cabo una dieta rica en alimentos picantes perderemos esos kilos que nos sobran?

¿Qué ocurre cuando comes alimentos picantes?

Para conocer, a ciencia cierta, si es verdad o no que comiendo alimentos picantes se puede llegar a perder peso, deberías conocer el efecto que provoca ese alimento en tu cuerpo una vez lo has ingerido:

Cuando comes un alimento picante, aumenta levemente tu temperatura corporal, favoreciendo así la descomposición de las grasas. Esto no quiere decir que comer un alimento picante haga que quemes otro alimento rico en grasas que te comas después.

El efecto es parecido a cuando comienzas a hacer ejercicio: el cuerpo empieza a generar calor y es en ese instante cuando se favorece la quema de grasas.

Por eso, es totalmente falsa la teoría de que cuando haces deporte, hasta pasados 15-20 minutos no quemas nada. Lo cierto es que en los primeros minutos, cuando tu cuerpo se está adaptando al nuevo ritmo al que le estás sometiendo, ya se produce un gasto calórico y  quema de grasas.
picante

¿Cómo perder peso con alimentos picantes?

Incluye el picante

Lo ideal para “aprovecharte” de los alimentos picantes y que puedas perder peso, es alternarlos con alimentos bajos en grasas. Esto puede parecer absurdo teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, pero alternando alimentos bajos en grasa con aquellos picantes favorecerás la quema de grasa que haya reservada en tu cuerpo, y no la que estés ingiriendo de más.

 

Una buena combinación

Para que esta técnica tenga un efecto aún más potente, lo ideal es que combines el ejercicio de baja-moderada intensidad para favorecer aún más esa pérdida de grasa.

 

No todo es el peso

El peso es simplemente un indicativo de lo que podemos estar engordando o adelgazando, pero lo que realmente nos habla de si estamos en plena forma es la proporción de músculo y grasa corporal. ¿Lo ideal? Mantener el porcentaje de grasa por debajo del muscular, independientemente del peso.

Pon en práctica estos sencillos consejos; te ayudarán a mantener un estilo de vida mucho más saludable, pudiendo además disfrutar de los alimentos picantes sin miedo a engordar.