fbpx
ESTILO DE VIDA

Guía práctica para perder peso después del verano

¿Quieres ponerte en serio a perder peso? ¿Quieres saber cuáles son las claves de que haya gente que pueda perder peso de una forma sana, fácil y emocionalmente factible?

Pues me temo que no existe una fórmula mágica. Hay que trabajar a la vez varios factores que permiten que perdamos aquello que hemos ido ganando con el tiempo.

Si el cuerpo se permitiese una pérdida de peso tan rápida y constante, sería peligroso para la supervivencia de nuestra especie. Nuestros genes no se han “enterado” aún de que ahora tenemos al alcance mucha comida, en cualquier momento y con grandes cantidades de calorías que se almacenan directamente. Aún tenemos los genes de gastar poco y guardar para las épocas de hambruna (hace solo 50 años que no “sufrimos de hambre” comparado con los 2.5 millones de años que hace que existe el ser humano).

  1. COMER VERDURA/HORTALIZAS EN LA COMIDA Y EN LA CENA

Y, si puedes, también en el desayuno. Recuerda que idealmente deberíamos comer más de 10 verduras a la semana por su contenido en vitaminas, fibra y agua, pero también porque incluir verduras significa renunciar quizá a otros alimentos más calóricos. Eso sí, no basta con añadir un par de espárragos a tu platazo de espaguetis con salsa de tomate. La idea es que las verduras acaparen la mayoría del protagonismo en tus recetas.

  1. TOMAR 2 RACIONES DE PROTEÍNA AL DÍA

Puedes escoger entre huevos, legumbres, quinoa, trigo sarraceno, frutos secos, pescado, lácteos y carne.

  1. AÑADIR ALGO DE GRASA SANA EN CADA COMIDA

Recuerda: el aceite de oliva siempre extra virgen, aceite de lino, aceite de coco, tahín o crema de sésamo, aguacate, semillas molidas, frutos secos, coco, etc.

  1. TOMAR 2-3 PIEZAS DE FRUTA ENTERAS AL DÍA

De postre, entre horas o incluso por la noche (y con frutos secos si quieres).

RESCUE RESET

 

  1. TOMAR ALGO DE CEREAL PARA COMPLEMENTAR

No como parte importante de tu alimentación y siempre que sea integral (que quiere decir que es ‘completo’, tal cual lo hemos recogido de la naturaleza, y que contiene fibra para nuestras bacterias, y muchísimas vitaminas y minerales). Hablamos de “cereal” o “hidrato” para referirnos al pan, el arroz, la pasta, los cereales de desayuno, etc.

  1. MOVERSE

Recuerda: la semana tiene más de 160h, si te mueves menos de 5h, fíjate qué descompensado está. Si no tienes tiempo ni dinero para practicar ejercicio en un gimnasio, haz HIIT (ejercicios interválicos de poco tiempo a alta intensidad con descansos): combinaciones de saltos, burpees, sentadillas, planchas, andar rápido/correr 1min, etc. Con 20 minutos, 3-4 veces a la semana empezarás a ganar la batalla a la grasa acumulada.

  1. STOP ESTRÉS

En los últimos años, se está asociando la acumulación de grasa en el organismo como respuesta no solo a la acumulación de reservas sino también al aumento de la inflamación en nuestro organismo debido a un estilo de vida demasiado acelerado y cargado de tensiones.

¿Pones límites? ¿escuchas a tu cuerpo y lo respetas? ¿descansas suficiente y bien? ¿pides ayuda externa para mejorarlo? Es importante trabajarse la perfección, la flexibilidad, la ansiedad, la autoexigencia, y el vacío/aburrimiento porque eso es un tipo de estrés que nos generamos nosotros mismos a través de nuestros pensamientos.

  1. STOP ALCOHOL

Lo digo siempre: lo que te genera emocional y socialmente una cerveza o una copa de vino está en tu cabeza.

  1. APRENDER A COCINAR SANO Y RICO

Cocina 1 vez a la semana para el resto de la semana. Organiza tu despensa y tu nevera. Lo no-saludable fuera de casa. Y organiza qué día de la semana irás a comprar, prepara una lista de la compra y un menú para la próxima semana o mes.

  1. HACER UN DÉTOX O DIETA DEPURATIVA

Es imprescindible para eliminar el exceso de toxinas y grasas que hemos acumulado estas semanas, liberando el trabajo del hígado (el órgano más importante de limpieza del organismo) así como los intestinos, que pueden haberse colapsado un poco después de los cambios de rutina, comidas y horarios.

Consejo PRO: un plan de choque para restaurar el organismo después de unos meses de desajustes varios es la mejor opción si buscas resultados saludables en poco tiempo. Rescue Reset es el plan détox que está ayudando a cientos de personas a empezar el nuevo curso con energía y una nueva silueta.

 

Write A Comment

¡Entérate de todo!

Y llévate un 15% de descuento
en tu primera compra

Leer política de privacidad