ESTILO DE VIDA

El proceso détox: qué es y por qué deberías incluirlo en tu rutina

Pinterest LinkedIn Tumblr

Oyes la palabra “détox” por aquí y por allá, lees diferentes opiniones a favor y en contra y llega un momento en que no sabes ni en qué consiste la dieta détox ni por qué es beneficioso hacerla.

A veces, es más sencillo visualizarlo para comprender cómo funciona nuestro organismo y de qué hablamos cuando hablamos del proceso détox o proceso de depuración interna. Echa un vistazo a este vídeo para hacerte una idea más concreta.

Como ves, el proceso détox se ha convertido en una necesidad debido al ritmo de vida que llevamos actualmente. Si la salud es uno de nuestros pilares fundamentales, tiene sentido que empecemos a revisar nuestros hábitos y encontrar nuevas maneras de relacionarnos con la comida con tal de evitar alimentos procesados, grasas y toxinas que perjudican y entorpecen el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Muy a menudo, experimentamos síntomas como dolores articulares, tensiones musculares, cefaleas e incluso enfermedades más graves que vienen causadas por una repetición de hábitos poco saludables. Y las consecuencias no son solo físicas, sino que, a la larga, acaban teniendo una implicación emocional. Nos sentimos más estresados, irritables o agotados mentalmente. Y muy pocas veces se nos ocurre que la solución puede estar sencillamente en plantarnos y hacer un cambio drástico en nuestra dieta.

¿En qué consiste el proceso détox?

Nuestro cuerpo es tan sabio que ya dispone de un sistema de depuración y limpieza propio, que tiene lugar a través de diferentes órganos como los riñones, el hígado o la piel, mediante procesos fisioquímicos como la oxidación, conjugación, excreción, etc. De hecho, si nuestro día a día se desarrollara en plena naturaleza, si nos alimentásemos cada día únicamente a base de fruta y verdura natural, si no fumásemos ni bebiésemos alcohol, si no utilizásemos productos cosméticos… si nuestra vida fuera plenamente limpia, no nos haría falta un détox en absoluto, porque el propio organismo ya se regula y se limpia por sí mismo.

Lo que ocurre es que hoy en día lo sometemos, no a una, sino a cientos de amenazas externas en forma de toxinas y residuos que se van acumulando en nuestro interior a un ritmo tan acelerado y constante que resulta del todo imposible que el sistema pueda hacerles frente sin una ayuda extra.

Es ahí donde entra en juego la necesidad de fomentar un proceso détox en el organismo modificando los patrones de alimentación y la dieta.

Se entiende por proceso détox el proceso metabólico de eliminación de elementos tóxicos para el organismo.

El hígado: órgano détox por excelencia

El hígado es un órgano crítico en el organismo, ya que es el principal responsable de una variedad de funciones que ayudan en una multitud de procesos como los de metabolismo, inmunidad, digestión y detoxificación del cuerpo, entre otros.

higado-proceso-detox

 En cuanto a la regeneración y limpieza del organismo, entre sus funciones destacan:

  • Filtrar la sangre procedente del intestino. Eliminar deshechos y toxinas.
  • Metabolizar carbohidratos, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales.
  • Proteger frente a microorganismos, virus y bacterias.
  • Excretar y descomponer las grasas para producir energía.

¿Cómo incluir el proceso détox en tu rutina?

Hay muchas maneras de transformar tu alimentación y tus hábitos para vivir de manera más saludable. Aquí van algunos consejos:

1. Cambia el chip

El primer paso para un cambio físico es un cambio mental. Para que los resultados sean consistentes y no se quede todo en un intento fallido, es básico que te conciencies de por qué deseas cambiar y que visualices los beneficios de hacer un détox para que te valga la pena el esfuerzo.

2. Planifica

Esto no va de que un día te levantas sintiéndote “súper healthy” y comes lechugas y manzanas a todas horas. Incluir el détox en tu rutina requiere planificación y organización. Debes reservar unos días en tu agenda en los que te comprometes a reducir la ingesta de calorías, eliminar alcohol, tabaco, dulces, carnes y alimentos procesados. Siempre de manera controlada y con una guía pautada sobre lo que sí puedes comer. Lo cual nos lleva al siguiente punto…

boton-guia-detox-profesional

3. Busca acompañamiento profesional

Por supuesto que puedes preparar tus zumos détox tú misma en casa, o diseñarte tu propio menú depurativo, eres libre para ello. Sin embargo, ten en cuenta que entonces es muy probable que estés pasando por alto cuál es el aporte nutricional adecuado para que tu organismo siga cumpliendo todas sus funciones sin sufrir carencias ni ponerlo en riesgo. Por eso es importante que recurras a planes détox profesionales, donde las cantidades, los horarios y las recetas están estudiados al detalle para garantizar no solo la limpieza de organismo y la pérdida de peso, sino también, la salud completa de tu cuerpo y la duración del cambio de hábitos. Por no hablar de que si tienes alguna patología, lo primero es que consultes con tu médico antes de iniciar un détox.

boton-planes-detox

4. Empieza por lo más sencillo

Póntelo fácil y luego ya irás subiendo intensidad. No pretendas hacer un détox de una semana entera si nunca antes has probado esta dieta. Solo te servirá para desmotivarte y descontrolar tu metabolismo porque acabarás con más hambre y ansiedad. Prueba con algo que te resulte fácil, como, por ejemplo, el ayuno nocturno, o un solo día de terapia de licuados détox. Y, poco a poco, cuando hayas cogido el ritmo, plantéate hacer un plan détox de 7 días o de 10 días.

maria-lapuente-nutricionista-blog

MARIA LAPUENTE
Dietista | Nutricionista

Máster Oficial en Condicionantes Genéticos, Nutricionales y Ambientales del Crecimiento y del Desarrollo en la Universitat Rovira i Virgili (URV)

Write A Comment