La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir diariamente un mínimo de 400 g de frutas y verduras, pero a menudo no tenemos claro si los zumos, licuados o batidos pueden ser equivalentes.

Lo primero que hay que tener claro es que no es lo mismo un zumo de frutas natural, que uno comercial, que un batido o que un licuado de frutas y verduras. Son diferentes miembros de una misma familia y cada uno tiene sus propias particularidades y beneficios.

Cuando hablamos de dietas détox o ayunos a base de licuados depurativos, a menudo surgen dudas sobre sus propiedades y beneficios. Es especialmente importante aprender a diferenciar entre un licuado elaborado a base de frutas y verduras y un zumo hecho únicamente con frutas.  Básicamente, porque el aporte de cada uno es muy distinto y los beneficios no son los mismos.

Zumo de frutas

El término zumo o jugo se refiere al resultado de exprimir las partes comestibles de frutas frescas o conservadas en frío, sin añadirle nada más que agua. Los zumos industriales, por ejemplo, suelen contener entre un 80% y un 90% de agua y, en general, su contenido calórico es de unas 50 kcal por cada 100 ml (un vaso).

Este tipo de zumos (los industriales) son sometidos a un proceso de desaireación primero y pasteurización después, para garantizar que mantienen sus propiedades nutritivas y organolépticas al envasarlos.

Licuado de frutas y verduras

Cuando hablamos de licuado nos estamos refiriendo al resultado de mezclar diferentes ingredientes como fruta, verdura, legumbres, cereales, superalimentos y pasarlos por la licuadora hasta lograr transformarlos de sólido a líquido. El resultado es un concentrado que prácticamente equivale a una comida nutritivamente completa.

Si lo que queremos es depurar y nutrir nuestro organismo, mediante una terapia détox, lo recomendable es tomar licuados que combinen frutas, verduras. Si además incluyen cereales o súperalimentos, incrementarán la sensación de saciedad y aumentarán el aporte de vitaminas y antioxidantes.

Estudios como ‘Can pure fruit and vegetable juices protect against cancer and cardiovascular disease too? A review of the evidence‘ demuestran que los efectos en la salud producidos por licuados a base de frutas y verduras son muy similares a los que provocan las piezas de fruta y verdura frescas. En la misma línea, el estudio “Fruit and Vegetable Juices and Alzheimer”s Disease: The Kame Project” concluye que este tipo de licuados favorecen el retraso de enfermedades como el Alzheimer o la arterosclerosis.

¿Por qué es más saludable un licuado de frutas y verduras?

  1. Obtenemos un mayor efecto depurativo con los licuados que incluyen verduras, es decir, el efecto détox es mayor. Sobre todo, si incluimos verduras como el apio, la cebolla, el espárrago o el pepino.
  2. El contenido en azúcares es menor que si lo hiciéramos sólo de frutas, por lo que podemos incluirlos perfectamente en una dieta indicada para la pérdida de peso.
  3. Lo que aumenta, por el contrario, es la variedad en nutrientes. Pero esto no quiere decir que engorden más los que contienen verduras y frutas, sino que tienen un mayor contenido en vitaminas, por lo que veremos su efecto antioxidante incluso en nuestra piel.
  4. Luciremos una piel mucho más hidratada y bonita tomando licuados de frutas y verduras que tomando zumos sólo a base de frutas.
  5. Nos aportan una mayor saciedad, ya que su contenido en fibra es mayor. ¿Y cómo podemos conseguir un mayor aporte en fibra? Incluyendo en cada licuado tanto el zumo como el puré de las frutas y de las verduras. Al combinar el zumo y el puré de las frutas y de las verduras, además de conseguir un licuado con más cuerpo y menos aguado, controlaremos mucho mejor nuestro apetito.

 

Todo esto no significa que debas renunciar por completo a los zumos de frutas, pero tal vez deberías reducir su consumo y optar por recetas que combinen más ingredientes diferentes. Cuanto más variado, más sano ¡y más divertido!

 

MI TERAPIA DIETOX