Cada vez tenemos más conciencia de la importancia de llevar a cabo un estilo de vida y alimentación saludables. Somos conscientes de que nuestros hábitos, sean buenos o malos, repercutirán antes o más tarde en nuestra salud.

¿Quieres conocer hasta qué punto es capaz la alimentación de influir en tu salud? En el artículo de hoy, escrito por la Dra. Laura Coloma, te presentamos, a través de una serie de estudios de evidencia científica llevados a cabo en EEUU, todo lo que tu alimentación es capaz de provocar en tu intestino. En este caso, nos centraremos en la prevención del cáncer de colon.

 

¿Cómo influye la dieta en el cáncer de colon?

Según informa el Dr. Juan Sabater, miembro de la International Society of Pharmacogenomics, tras unos estudios llevados a cabo en una reconocida Universidad de los EEUU, se ha determinado las siguiente:

Entre los años 70 y 90

  • En personas de más de 50 años aumentó el nº de casos de cáncer de colon.
  • En personas menores de 50 años, en cambio, disminuyó.

Desde mediados de los años 90 y hasta hoy

  • En personas de más de 50 años ha disminuido el nº de casos de cáncer de colon.
  • En personas menores de 50 años, en cambio, ha aumentado.

Cuando los médicos prescribimos una analítica genética para valorar el riesgo de cáncer de colon en un paciente, si ese riesgo se encuentra en unos niveles elevados, hay una serie de medidas que se pueden adoptar para modificar la expresión de los genes y así lograr la prevención en la aparición de ciertas enfermedades.

Acaban de publicarse unos estudios en EEUU donde se dice que la dieta pro-inflamatoria es una de las principales causas de cáncer de colon. Después de estudiar casi 1.000.000 de casos, se vio que las personas que seguían una dieta pro-inflamatoria tenían un 49% más de riesgo de padecer dicha enfermedad.

¿Cuál es la dieta ideal para la prevención del cáncer de colon?

La dieta pro-inflamatoria, es decir, aquella que es rica en alimentos que debemos evitar, es rica en:

  • Carnes grasas y rojas
  • Embutidos
  • Azúcares y grasas saturadas (bollería industrial, precocinados, dulces, caramelos, alimentos procesados)

 

Lo ideal para la prevención del cáncer de colon es incluir en tu dieta diaria:

  • Frutas
  • Verduras
  • Cereales integrales
  • Semillas
  • Legumbres
  • Superalimentos (para potenciar el efecto de las verduras y legumbres, principalmente)

 

¡Estás de suerte! Ya que nuestra terapia Winter Edition los tiene todos. Contiene frutas, verduras, cereales integrales, semillas, legumbres y superalimentos.

 

¿A qué esperas para probarla?

 

 

Dra. Laura Coloma www.doctoralauracoloma.es