CUERPO

Cuida tu piel en verano por dentro y por fuera

Pinterest LinkedIn Tumblr

Las vacaciones se acercan, el termómetro sube… Ya podemos determinar que es el momento ideal para preparar tu piel para sol, ¿no crees?

Lo único que apetece es estar en la playa, lejos de las preocupaciones y del día a día. Apetece no hacer nada y sentirse bien.

La mala noticia es que aún faltan días antes de empezar las vacaciones…

La buena noticia es que podemos preparar tu cuerpo para ese día donde, sentada frente al agua, oirás los ruidos de la naturaleza y sentirás el calor del sol.

El sol si, pero a pequeñas dosis y de manera controlada.

LOS BENEFICIOS DEL SOL:

bienestar verano¿Sabías que el sol es fundamental en nuestra vida?

  • Influye directamente en nuestro estado de ánimo. Los rayos de sol fomentan buen humor y renueva las energías. Estimula la producción de serotonina, también llamada la hormona de la felicidad.
  • Permite al cuerpo producir vitamina D, que es indispensable para fijar el calcio en nuestros huesos. Los fortalece y nos permite tener unos huesos y dientes además de fuertes, sanos.

CUIDADO DE TU PIEL:

Como ya sabrás, durante todo el año, tu piel esta sometida a las agresiones externas, tanto a la contaminación ambiental como al cansancio, al estrés o a los malos hábitos alimenticios. Aunque para ti, el verano sea tal vez la época más feliz, tu piel la teme y mucho. Se acerca una época difícil para ella y tenemos que ayudarle a superarla sin mayores daños.

¿Cómo? Cuidándola tanto por dentro como por fuera:
zumos para cuidar tu piel

Por dentro:

  • A través de tu alimentación.

Es importante seguir una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, frutos secos y alimentos ricos en Omega 6.

FRUTAS:
  1. Los cítricos son muy ricos en vitaminas C y tienen un poder antioxidante que interviene en la formación de colágeno.
  2. Los kiwis también contienen un alto aporte en vitamina C.
  3. Los frutos rojos como las fresas, las moras, los arándanos o las frambuesas contienen igualmente mucha vitamina C y flavonoides que combaten el envejecimiento prematuro de la piel.
  4. El tomate, la fruta con mayor aporte de licopeno y carotenos, protege la piel de ciertas enfermedades.
VERDURAS:
  1. La col, gracias a su alto contenido en antioxidantes, vitaminas A y E, potasio, permite mejorar el tono y la textura de la piel.
  2. La zanahoria y todas las frutas y verduras de color naranja o amarillo intenso, son una gran fuente de beta-carotenos que contribuyen a reducir la flacidez y las arrugas.
  3. Las verduras de hoja verde y su alto contenido en vitaminas K, ayudan a la regeneración de la piel.
FRUTOS SECOS:

Los frutos secos como las avellanas, las almendras, los dátiles y las ciruelas pasas son también una gran fuente de antioxidantes, de proteínas y de ácido alfa-linoleico, que protegen y revitalizan la piel.

Los ácidos grasos Omega 6, que se encuentran en el aceite de oliva y los pescados azules también nos ayudarán a mantener nuestra piel hidratada.

TERterapia de zumos detoxAPIA DE ZUMOS DETOX:

En un sólo día, gracias al ayuno depurativo a base de 6 zumos detox Bio, tomarás las vitaminas y los nutrientes que contienen todas las frutas y verduras detalladas más arriba. Proporcionarás un apoyo extra a los órganos encargados de limpiar nuestro cuerpo (riñones, hígado y piel, entre otros) de las toxinas que acumulamos a diario a través de una correcta alimentación. Lucirás una piel mucho más hidratada y más luminosa.

  • A través de una buena hidratación:

Es importante beber mucha agua, ya sea en forma de tés, infusiones o agua mineral. Para beneficiarte de una piel lisa y flexible, el agua es uno de los grandes protagonistas.importancia del agua

EL AGUA:
  • Desintoxifica la piel.
  • Da firmeza, flexibilidad y resistencia a la piel.
  • Reduce la aparición de las arrugas.
  • Ayuda a eliminar la celulitis.

La hidratación es, sin duda, la mejor aliada para la salud del cutis. Es igual de importante el tener un correcto nivel hídrico interno y nutrir la piel con cremas y aceites hidratantes. Muchas veces el mecanismo natural no es suficiente y es necesario aportar una ayuda extra para evitar la sequedad de la piel, el agrietamiento o la tirantez.

Por fuera:

  • Usando productos hidratantes a diario:

    El uso de cremas tiene que ser parte de tu rutina diaria. Cuida tu piel aplicándole crema por la mañana y por la noche. También, debemos recordar que la piel es diferente según la zona del cuerpo. Por lo tanto, es necesario usar cremas diferentes tanto para el rostro como para el cuerpo.

ROSTRO:

La piel de la zona facial requiere de un cuidado especial. Para lucir una piel perfecta, te recomendamos que la limpies todos los días con abundante agua al despertar. Enseguida, nútrela con una crema hidratante adaptada al tu tipo de piel. Es importante que aciertes para evitar sequedades o excesos de brillo.

Por la noche, no olvides desmaquillarte correctamente y así limpiar tu rostro de todos los residuos que has podido acumular a lo largo del día. Puedes hacerlo con agua abundante y jabón suave desmaquillante. Luego, deja tu piel descansar gracias a un aceite natural que ayudará a la regeneración celular durante la noche.

CUERPO:

Es esencial nutrir la piel del cuerpo durante todo el año, tanto en invierno para protegerla de los factores externos como en verano para el mantenimiento de la hidratación y del bronceado. Existe un amplio abanico de lociones y cremas corporales. Elige la que mejor se adapte a tu tipo de piel. La eficacia del tratamiento dependerá del producto que elijas. Aplícalo después de la ducha diaria masajeándote. También, puedes optar por un aceite reafirmante que te ayudará a restaurar el balance natural de hidratación en tu piel.

Para las zonas con grasa localizada, te aconsejamos un gel reductor anticelulítico.

  • Durmiendo lo suficiente:

El sueño y la calidad de tu piel están íntimamente conectados. Dormir bien es esencial para que el cuerpo se regenere y se recupere de su actividad diaria  y tiene efectos muy positivos sobre nuestra piel. No renuncies a tus horas de sueño porque tu piel se repara mientras duermes bien. 7-8 horas diarias son necesarias.

  • Riéndote:

La risa fortalece los músculos de la cara y permite una mejor circulación de la sangre, lo que le dará un mejor tono a tu piel ;). Deja las preocupaciones atrás e intenta ver la vida de la mejor forma posible.

  •  Realizando actividad física de forma regular:

La actividad física mejora el aspecto de la piel. Tonificamos músculos y eliminamos flacidez. Tenemos que tener en cuenta que la actividad permite una mejor circulación de la piel, consiguiendo así un mejor riego y por consecuencia, más luminosidad. Además, hacer deporte ayuda a la conservación del colágeno, permitiendo así que tu piel recobre de tersura y firmeza.  vida sana

Ahora ya sabes, cuida tu piel y a disfrutar del verano #dietoxer !

Un saludo,

Dietox Dream Team.

Write A Comment