ESTILO DE VIDA

¿Cómo reducir el consumo de productos procesados para adelgazar más fácilmente?

Pinterest LinkedIn Tumblr

A día de hoy, es muy común que los productos procesados ocupen gran parte de nuestra dieta. Concretamente, se consideran alimentos procesados aquellos que encontramos ya enlatados, envasados, cocinados o congelados. Aunque, esta definición no es muy exacta y pone en el mismo saco una multitud de productos procesados que podemos incluir en nuestro día a día y son totalmente saludables.

En concreto, algunos de los alimentos procesados que podemos incluir en nuestra alimentación siempre y cuando nos aseguremos que cuentan con ingredientes saludables son: verduras enlatadas, verduras envasadas, frutas congeladas, legumbres en bote, lácteos pasteurizados, etc. Por otro lado, los alimentos procesados que cuentan con altas cantidades de sal, azúcar, grasas no saludables, aditivos y conservantes es mejor mantenerlos lo más lejos posible de nuestra alimentación.

Reduciendo el consumo de malos procesados, conseguiremos mejorar nuestra salud y la calidad de nuestra dieta.

5 trucos para reducir el consumo de productos procesados

1. Ten siempre a mano snacks saludables

Cuando el hambre acecha y no tenemos ningún snack saludable cerca, puede pasar que nos veamos tentados a acabar consumiendo cualquier producto procesado poco o nada saludable.

Si, por el contrario, nos aseguramos de tener siempre cerca algún snack saludable, esa tentación por comer cualquier snack procesado se esfumará. Ejemplos de snack saludables son: fruta fresca y de temporada, frutos secos naturales o tostados sin sal, las snack balls de Dietox (ya sea de Cordyceps o Té Matcha), yogur o kéfir con copos de avena o semillas, la Energy Bar de Dietox, chocolate negro > 85%, etc.

energy-bars-dietox-tu-vacaciones

2.¿Bebes suficiente agua?

beber-agua-reducir-consumo-productos-procesados

Habitualmente, el consumo de agua se ve desplazado por el consumo de bebidas carbonatadas que suelen contener altas cantidades de azúcar y, por lo tanto, calorías. Para cortar con su consumo, lo mejor es hacerlo de forma gradual. Es decir, ir cambiando el consumo de este tipo de bebidas por el consumo de agua.

Si su falta de sabor no te atrae, te dejo un truco: ¡añádeles sabor! La mejor opción es añadir al agua rodajas de limón, rodajas de lima, frutos del bosque, menta, etc. Esto le va a dar un toque de sabor y será más fácil hacer el cambio. ¡Pero sobre todo no añadas nada de azúcar!

También puedes probar a hidratarte con la ayuda de las Dietox Waters. Se trata de unos nutricosméticos de Dietox en formato cápsulas para disolver en agua que además de ayudarte a beber más, te aportará muchos otros beneficios extra. Puedes elegir entre Fit Water, Vital Water y Beauty Water.

3.¿Has probado con el batch cooking?

batchcooking-reducir-consumo-productos-procesados

Puede que ya hayas oído hablar del batch cooking, pero, por si te pilla de nuevas, se trata básicamente de cocinar durante unas horas a la semana las comidas/cenas para toda la semana. De esta forma, se adelanta mucho trabajo y siempre tienes algo en la nevera, no hay la tentación de comer cualquier cosa que se nos ponga por delante o se nos antoje.

Este método muy sencillo de poner en práctica:

  • Elige los platos que vas a querer cocinar para consumir durante la semana.
  • Reserva una tarde o una mañana para poder preparar tus comidas.
  • Intenta encontrar recetas que compartan alguno de los ingredientes o acompañamientos para poder repetir y evitar preparaciones de más.

4. Cámbiate a alimentos reales

Una de las formas más sencillas de reducir la ingesta de alimentos procesados es comenzar a cambiarlos por alimentos reales. ¿Cómo puedes saber cuáles son reales y cuáles no? Un truco muy sencillo para saber diferenciarlos: son esos alimentos que no van con etiqueta o, que en su etiqueta no hay más de 5 ingredientes.

alimentos-reales-reducir-consumo-productos-procesados

5. Consume más vegetales

Las verduras son un alimento muy nutritivo y una excelente fuente de fibra. Además, nos sacian mucho aportándonos pocas calorías.

Un truco para incluir más vegetales en tu día a día es incluir una ración de verduras u hortalizas tanto en la comida como en la cena. Su consumo te ayudará a reducir el consumo de productos procesados poco saludables.

Esto puede ser tan fácil como añadir espinacas a tus huevos revueltos, saltear espárragos o brócoli como acompañamiento, agregar zanahoria o coliflor a tus cremas o guisos, etc.

Si necesitas un impulso para cuidarte e introducir más vegetales en tu dieta, échale un vistazo a los planes détox profesionales de Dietox. Con ellos, te iniciarás a tomar más frutas y verduras gracias a la terapia de licuados que incluyen la mayoría, además de seguir un menú détox con recetas muy saludables y ricas que una vez lo termines, podrás aplicar esas mismas recetas en tu día a día.

maria-lapuente-nutricionista-blog

MARIA LAPUENTE
Dietista | Nutricionista

Máster Oficial en Condicionantes Genéticos, Nutricionales y Ambientales del Crecimiento y del Desarrollo en la Universitat Rovira i Virgili (URV)

Write A Comment