fbpx
ESTILO DE VIDA

Cómo debería ser tu alimentación a partir de los 30

Si ya tienes 30 años, seguramente ya lo hayas notado. Tu cuerpo no está igual que cuando tenías 16 o 20 años, hay algunos kilitos de más y, sobre todo, más flacidez y celulitis.

Se han ido acumulando todos los excesos de estos últimos 10 años y no quemamos tan rápido como antes. Nuestro metabolismo aún funciona perfectamente, pero quizá no estamos tan activos como antes y se han ido acumulando más excesos, comidas y salidas de la cuenta.

A nivel salud, se considera que lo que no te hayas cuidado los 30 primeros años de tu vida deberás compensarlo los siguientes 30. A partir de los 30-35 años empiezan a salir algunas anomalías en las analíticas de sangre que nunca antes habían salido y que tienen relación con nuestro estilo de vida por acumulación (alimentación, ejercicio, estrés, sueño, tabaco y alcohol): colesterol, triglicéridos, “azúcar”, anemia, déficits de vitaminas., etc…

PAUTAS DE ALIMENTACIÓN DESPUÉS DE LOS 30

cuerpo alimentación a partir de los 30

  1. Basa tu nutrición en alimentos vegetales (¡es de lo que deberías comer más al día!)

  • Debe haber siempre algo de verduras/hortalizas tanto en tu almuerzo como en tu cena. (Si vas a hacer lentejas, siempre debe haber más cantidad de verduras que no de lentejas, arroz o chorizo).
  • Entre horas o de postre, intenta tomar 2-3 raciones de fruta. Si no te acuerdas, ponte una alarma antes de salir de casa para llevártela: ¡funciona!
  1. Intenta que tu dieta tenga 2 raciones de proteína al día:

  • Legumbres (¡el hummus cuenta como ración!): idealmente de 7 comidas y 7 cenas, 2-3 raciones deberían ser de legumbres.
  • Pseudocereales: tienen forma de cereal pero son proteína completa (quinoa y trigo sarraceno) – la ración sería medio plato.
  • Carne de calidad: máximo 4 raciones de las 14 de la semana (comidas y cenas).
  • Pescado de pesca sostenible o salvaje: se recomienda entre 3 y 5 veces a la semana.
  • Huevos ecológicos: ¡puedes comer hasta 10 huevos a la semana! (cada ración son 2 unidades).
  • Queso de calidad (a poder ser cabra/oveja y ecológicos): máximo 2-3 veces por semana y una ración pequeña.
  1. No tengas miedo a las (pequeñas) raciones de grasa saludable en casi todas tus comidas

Por ejemplo:

  • 1/2 aguacate con el desayuno.
  • 1-2 cucharadas soperas de aceite de coco virgen, aceite de sésamo, o aceite de linaza con la ensalada del mediodía.
  • 1-2 cucharadas soperas de aceite de oliva extra virgen en la preparación de las verduras.
  • 1-2 cucharadas soperas de semillas molidas de sésamo / lino / chia… con la crema de verduras de la cena.
  • 1 puñadito pequeño de frutos secos o medio coco a media tarde.
  1. No abuses de los cereales (intenta que no estén en todas las comidas), y cuando lo sean, que sean siempre integrales:

  • Pan integral de calidad (harina integral + levadura o masa madre + sal y/o aceite).
  • Arroz integral
  • Pasta integral
  • Cuscús integral
  • Tostadas y picos integrales (¡están en nuestra dieta más de lo que deberían estar, cuidado!)

* Recuerda que si vas a comer una ensalada de pasta o de arroz, siempre tiene que haber más “ensalada” (rúcula, canónigos, lechuga, endivia, escarola, tomate, pepino, remolacha, rabanitos…) que la propia pasta o arroz.

  1. No abuses de los “caprichos”

Tu cuerpo empieza a no tener tanta capacidad de metabolizar y eliminarlos cierto tipo de alimentos, generando cada vez más reservas. Por lo que tienes que intentar evitar:

  • Comidas copiosas.
  • Alcohol (incluyendo cerveza y vino).
  • Azúcar (bollería, pastelería, galletas, magdalenas…).
  • Embutidos que no sean de jamón ibérico, o pollo/pavo del 90 o 100%.
  1. Incorpora una rutina de depuración regularmente

Para evitar continuar acumulando toxinas y grasas, debes darle al organismo un respiro cada X tiempo (preferentemente, una vez al mes). Puedes elegir hacer un ayuno nocturno, ayuno depurativo o un semiayuno a base de licuados détox como los que vendemos en Dietox. De esta manera, permites que tu cuerpo se limpie y se regenere, obteniendo una mayor ligereza y salud general.

chica licuado alimentacion a partir de los 30

Si consigues seguir estas 6 pautas, tu salud y bienestar te lo recompensarán y evitarás llegar a los 40 con más quilos de los que puedas controlar. Ten en cuenta que a partir de esa edad el metabolismo femenino ya empieza a ralentizarse un 10%. Es decir que comiendo lo mismo y moviéndonos lo mismo, empezamos a quemar muchísimo menos y por lo tanto a engordar de forma natural. Sobre todo en la zona de la cintura y los brazos.

 

Neus Elcacho
Neus Elcacho
Dietista integrativa | Coach Nutricional

Autora del libro de grupo Planeta: LA DIETA DE LAS EMOCIONES

Write A Comment

¡Entérate de todo!

Y llévate un 15% de descuento
en tu primera compra

Leer política de privacidad