5 consejos para que tu plan détox sea un éxito

No nos engañemos: hacer un détox no es fácil. Estamos tan acostumbrados a comer a todas horas y escuchamos tan poco a nuestro cuerpo, que plantear un parón depurativo puede suponer un gran esfuerzo. La buena noticia es que el esfuerzo tiene recompensa garantizada y merece la pena, por eso es bueno asesorarse bien y seguir algunos consejos clave para no abandonar a mitad de camino.

 

  1. COMPARTE Y PRESUME

Hacer détox no solo está de moda, sino que debería ser una práctica habitual en la rutina de todo el mundo. Por eso, cuéntale a tu entorno lo que vas a hacer, comparte tu propósito y siéntete orgullosa de estar cuidando tu organismo. De esta manera, te estarás comprometiendo y, al mismo tiempo, podrás contar con el apoyo de tu gente para alcanzar tus objetivos. Y, quién sabe, quizá inspiras a otros para que den un respiro a su cuerpo.

 

  1. SABOREA DESPACIO

Cada licuado détox contiene alrededor de 10 ingredientes diferentes, entre los que se encuentran frutas, verduras, cereales y súperalimentos. Date permiso para saborearlos todos con cada sorbo. Es preferible beber los licuados con pajita e ir tomándolos con calma a lo largo de la franja horaria que les corresponde. Así también calmarás la sensación de hambre con más facilidad.

 

  1. ALCALINIZA TU AGUA

Que tu dieta sea líquida no significa que debas apartar el agua. Todo lo contrario. Acompaña el semiayuno détox con 1,5 l de agua a lo largo del día para favorecer la expulsión de líquidos y toxinas. Si además añades un vial de Fit Water, convertirás tu agua en un potente tratamiento drenante y tonificante que tu cuerpo asimilará al momento.

 

  1. MÍMATE

El concepto détox va mucho más allá de dejar de comer sólido durante un día o más. Se trata de concederte un tiempo de descanso en todos los sentidos. Aprovecha para darte un homenaje en forma de masaje, baño con espuma, sesión de peluquería, peeling corporal, sauna, etc. Todo lo que sea atender a tus necesidades corporales contribuirá a que el efecto détox sea global y  notes los resultados más rápidamente.

Añadir un superalimento como el jengibre o la cúrcuma a tu rutina mejorará tu estado de ánimo y acelerará los resultados del semiayuno.

 

  1. MANTENTE OCUPADA

El hambre es el principal enemigo de un détox. Pero hay que aprender a diferenciar entre el hambre auténtica y la ansiedad. A menudo comemos por aburrimiento o por inercia, para ocuparnos. Prueba a ocupar tus manos y tu mente con otras actividades: haz deporte, lee, aprovecha para planificar tus próximas vacaciones, ordena tu armario, etc.

Y si aun así sientes que vas a desfallecer de hambre, puedes tomar una infusión, una manzana o rodajas de pepino. Si lo que sientes es fatiga o estrés, acompaña tu día con Vital Water, un estimulante natural a base de Guaraná, Jengibre y L-Tirosina que te devolverá la energía y concentración al instante.

 

  1. BUENAS NOCHES Y BUEN DÉTOX

Los días détox no son días para trasnochar. El organismo está en proceso de desintoxicación y debemos respetar sus tiempos de descanso. Lo recomendable es irse a la cama más pronto de lo habitual para favorecer un correcto reposo y un sueño reparador.

Deja un comentario